“Alice” el Bugatti que se convirtió en el mejor regalo de San Valentín

Cansado de los regalos más tradicionales, un adinerado britanico le compró a su esposa un Bugatti muy especial.

Un romántico anónimo trabajó con Bugatti y el concesionario de autos de lujo H.R. Owen de Londres diseñando un Chiron Sport único, para entregarle a su amada a tiempo para el Día de San Valentín.

Este Bugatti Chiron Sport es una creación única en el mundo bautizada como “Alice”, en honor a la afortunada pareja del multimillonario.

Por fuera, “Alice” tiene un acabado en Matt Blanc y Silk Rosé, en otras palabras blanco y rosa, pero este particular tono rosado es un color nuevo que nunca antes se había utilizado en un Bugatti.

Sus ruedas también son de color rosa y plateado, a juego con los detalles del exterior y el interior.

Hasta las cubiertas del impresionante motor Bugatti W16 de 8.0 litros son rosas, el cual cuenta con cuatro turbocompresores que le dan una potencia de 1500 caballos de fuerza.

Por dentro, todas sus superficies son de cuero blanco o tapizadas con Alcantara en el tono Gris Rafale. Con acabados de excelente calidad, asientos Confort, costuras rosas y detalles plateados.

Y por supuesto, tiene el nombre “Alice” bordado en el asiento del conductor y grabado en sus puertas.

Con un increíble precio inicial de $3.3 millones de dólares, este superdeportivo completamente personalizado debe ser uno de los regalos de San Valentín más caros de todos los tiempos.

Esperemos que a Alice le guste la velocidad, porque su obsequio sin duda es una máquina potente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí