Grandes consejos para casas pequeñas

Hacer realidad el sueño de tener una casa pequeña, hermosa y funcional, no es tan difícil como creías, mucho menos luego de estos fabulosos consejos.

Casa pequeña no quiere decir muebles pequeños, una casa llena de muebles muy fácilmente se puede sentir recargada o abrumadora. Por eso, una buena idea es apostar por muebles grandes y funcionales, sobre todo cuando dividimos los espacios. Eso sí, trata de evitar las grandes bibliotecas, exceso de estantes o muebles abiertos, para reducir la información visual y la acumulación de polvo.

Hoy en día casi todos los muebles los puedes comprar o mandar a fabricar con su propio lugar de guardado, y esto es imprescindible para mantener las cosas fuera de la vista. Buenos ejemplos son los bancos, puffs o reposapiés, los sillones con baulera y sobre todo, las camas con cajones.

No te pierdas: Reposapiés: tu aliado ideal para los momentos de descanso

Si no piensas cambiar la cama, la puedes elevar del piso y así habilitar espacio para colocar cajones con ruedas, cestos, maletas y bolsos de viaje. Recuerda aprovechar todo bolso en desuso como lugar de almacenamiento, además considera comprar bolsas al vacío, ¡son súper prácticas!

En una casa pequeña es primordial usar el espacio vertical, esto hace que tus ojos vayan del piso al techo y las paredes se conviertan en protagonistas, logrando el efecto de que tu casa se vea más grande. Puedes utilizar muebles altos, lámparas colgantes, colgar algunos objetos que quieras más a mano o fuera del piso, algunas plantas, adornos o cuadros, pero ojo sin sobrecargar.

No te pierdas: Iluminación: el mejor complemento deco

Los espejos de gran tamaño transformaran tu ambiente, haciéndolo lucir más luminoso y espacioso, incluso pueden ser un buen sustituto de los cuadros.

No te pierdas: Refleja tu estilo con espejos decorativos

Es importante que elijas cortinas livianas y claras para aprovechar la mayor cantidad de luz natural. Te recomendamos colgarlas lo más alto que puedas en vez de donde termina la ventana, con el fin de ampliar visualmente la habitación. También son muy útiles para cubrir estanterías o armarios abiertos, consiguiendo un look más relajado a la vista.

Cada centímetro cuenta, por eso no te olvides de aprovechar los espacios detrás de las puertas y obviamente, los pasillos.

No te pierdas: Dale nueva vida a tu pasillo

Para dormitorios angostos puedes optar por burós o mesas de noche flotantes, o mismo un estante simple junto a la cama, y si quieres, una hermosa cabecera con lugar de guardado. Cabe destacar que las lámparas montadas a la pared o colgantes son ideales para aprovechar mejor el espacio.

Un muy buen consejo es usar un mueble chico auxiliar de guardado para los objetos pequeños que siempre están desordenados en nuestra casa, por ejemplo: en la zona de la oficina, en la cocina o en conjunto con un perchero colgante para un mini recibidor.

No podíamos olvidarnos de los muebles flotantes, abatibles o con más de una función. Las mesas, escritorios y camas abatibles, los sillones cama o simplemente usar un banquito tanto de asiento como de mesa auxiliar; cuando tienes una casa pequeña, son opciones que valen mucho la pena.

No te pierdas: Ideas geniales para decorar con cactus

¡No esperes más para transformar tu pequeño espacio en un ambiente súper funcional!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí