Hollywood las prefiere pelirrojas

La ficción mantiene un idilio con los personajes femeninos de personalidad tan intensa como el tono de su pelo.

El idilio de Hollywood con las pelirrojas viene de atrás. Actrices clásicas como Rita Hayworth y Katharine Hepburn encontraron el éxito haciéndose pasar por pelirrojas y guardando como un secreto de estado el número de su tinte.

.
REX Features/Shutterstock /The Grosby Group

Pero volvamos a las naturales, los directores de casting encuentran en ellas algo especial. Nicole Kidman – La australiana ha reivindicado recientemente su melena natural, pelirroja y rizada, en su último gran éxito televisivo: el thriller The Undoing de HBO.

Emma Stone – Aunque sea el rubio su tono natural, la protagonista de La La Land se ha convertido en una de las mayores estrellas cinematográficas sobre la tierra luciendo mechas color caoba.

Anya Taylor-Joy es una muestra del #gingerpower, ha convertido en icónica la peluca roja de la ajedrecista Beth Harmon. En su biografía, la propia Katharine Hepburn reflexionaba sobre la improbabilidad de que aquella niña de piel pálida y pecosa, pelo rojo y aspecto ligeramente varonil llegara a convertirse en la leyenda que es hoy.

Jessica Chastain – Otra estrella con color natural de los últimos tiempos ha demostrado tal compromiso con su cabello que se niega en rotundo a teñirse para abordar cualquier nuevo papel.

Amy Adams, la pelirroja que era rubia. La actriz ha confesado más de una vez lo “realmente fascinante que es que tan solo un elemento de ti misma pueda cambiar tanto la percepción de la gente como es tu tono de pelo”.

Llevar el pelo anaranjado ya no es una excepción, sino que casi se ha convertido en condición imprescindible para ser una estrella, como Julianne Moore.

Tilda Swinton exhibió otra vez su facilidad camaelónica, al aparecer en el Festival de Cine de Venice con el cabello rojizo, su tono natural.

Julia Roberts – Rubia natural, Roberts tuvo que teñirse de pelirrojo por exigencias de un guion. Un look que convertiría en icónico años después con el éxito de filmes como Pretty Woman.

Está claro es que las pelirrojas han sabido convencer a Hollywood de que ellas son especiales y muchas veces sexies, como Christina Hendricks.

Susan Sarandon y Geena Davis. No hay película más #gingerpride que Thelma & Louise, que en los noventa convirtió en mitos de la cultura pop a sus inolvidables dos protagonistas.

Jennifer Lawrence, que ha tenido que cambiar de look de manera radical para su nueva película. La actriz estadounidense, ha dicho adiós a su característica melena rubia y se ha transformado en pelirroja, para el rodaje de la película Don’t Look Up.

Sophie Turner – Rubia natural, la británica empezó a teñirse siendo una adolescente y ha hecho carrera en la industria con melena pelirroja.

Kate Mara – La protagonista de la exitosa serie House of Cards, es la misma pelirroja que ahora tiene una relación entre una profesora y su alumno adolescente, en la serie “A teacher”

Kate Winslet es pelirroja de nacimiento, aunque últimamente le haya dado por el rubio. Nos resulta extraño que se aleje del color que le dio tanto reconocimiento a nivel mundial con la película Titanic.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí