Los mejores secretos de belleza a lo largo de la historia

Los tiempos cambian, pero la búsqueda de la belleza es eterna.

Cleopatra usaba sombra de ojos hecha de lapislázuli triturado.

Napoleón Bonaparte consumía 50 botellas de colonia cada mes.

El brillo característico de Marilyn Monroe provino de una capa de vaselina.

Las pestañas grandes siempre son una victoria, ¡Liza Minnelli lo prueba!

Greta Garbo aplicaba pigmento de carbón en sus ojos para que se admiraran más teatrales.

¿El secreto de la piel suave de la sirena italiana Sophia Loren? Aceite de oliva.

La emperatriz Sissi de Austria, conocida por sus elaborados rituales de belleza, dormía con máscaras faciales hechas de carne cruda y cuero.

El rey Luis XIV contrató a un perfumista para crear una nueva fragancia para todos los días del año.

Dolly Parton posee 365 pelucas, una para todos los días del año.

Joan Crawford se lavaba la cara con agua helada 40 veces cada mañana.

Betty Grable, quien aseguró sus piernas por $ 1 millón en 1943, utilizó crema fría para mantenerlas hidratadas.

Ingrid Bergman se afeitaba un centímetro de la línea del cabello para que su frente se contemplara más ancha.

Las pestañas de Audrey Hepburn se veían tan largas porque, luego de aplicar la máscara, su maquillador las separaba una por una con un alfiler.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí