Refresca tu casa con ayuda del verde

Este año los interiores verdes están por todas partes y con justa razón, son los tonos que más evocan la naturaleza y quedan simplemente espectaculares.

El verde es sinónimo de naturaleza y uno de los colores más relajantes para el ojo humano, por eso tiene un increíble efecto revitalizante en nuestro estado de ánimo, nos llena de bienestar y frescura como ningún otro.

Los verdes más vibrantes, el esmeralda o el verde hoja, llenan de vida a cualquier estancia y su combinación con los metales, especialmente el dorado, nos brinda ambientes por demás lujosos y sofisticados. 

Los verdes más apagados están súper en tendencia, se llevan de maravilla con las maderas claras, los colores neutros, los muebles modernos y nos brindan paz, armonía y concentración.

No te pierdas: Colores en tendencia para tu cocina

Los verdes oscuros son un clásico en la decoración, por esta razón acompañan a la perfección las maderas oscuras y los muebles de estilo retro, vintage y mid century modern que tanto nos gustan.

Los verdes menta y pasteles son los más refrescantes y juveniles, les dan aires livianos a cualquier ambiente. Por eso son especialmente aptos para llenar de frescura esos rincones que carecen de luz natural.

No te pierdas: Slow deco: convierte tu casa en un refugio de paz

Por lo general, todos los tonos verdes suelen ser aptos para revitalizar cualquier estancia ya que se llevan de maravilla con el blanco, color que seguramente ya tienes en tu casa.

Al ser un color frio resalta fabulosamente todos los cálidos, como los tonos tierra, los rosados y los amarillos, con los que se lleva muy bien y están muy de moda.

No te pierdas: Terracota, el color que trasciende en el tiempo

La forma más fácil de integrar estos tonos a tu decoración es sin duda con nuestras queridas plantas. Una planta colgante bien frondosa, árboles de interior, una hermosa palmera, cuadros vivos o un lugar dedicado a tu colección de suculentas, llenarán de alegría y vida toda tu casa.

No te pierdas: El poder de las macetas en la decoración

Otra manera de hacer que estos tonos brillen en tu hogar es aplicarlos a los muebles o superficies grandes, ya que son el foco de atención de cada estancia. Puedes renovar tus muebles con unas manos de pintura, elegir una bonita alfombra o invertir en un sillón de ensueño.

Una apuesta segura es crear una pared de acento, ya sea lisa o pintando un diseño divertido, con empapelado selvático o animarte a instalar un jardín vertical.

Si no quieres hacer un cambio gigante que involucre pintura o mucho dinero, los pequeños accesorios, como bowls, cestos, velas, floreros o cuadros vistosos, son elementos decorativos practiquísimos.

No te pierdas: Accesorios imprescindibles para la decoración

De la misma manera, cambiar los cojines, manteles, cortinas y textiles en general, te ayudará a darle ese aire fresco y renovado que necesitaba tu decoración. Combina diferentes tonos de verde para un efecto inigualable.

Como verás, el color verde es más versátil de lo que pensabas, de seguro alguna de estas ideas es justo para ti.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí